Saltar al contenido

¿Las gafas Samsung Gear VR valen la pena?

Estamos ante un candidato que nos ofrece una de las mejores experiencias en realidad virtual si posees un smartphone de Samsung, y ahora es posible combinarlo con controles de movimiento para conseguir que nuestros videojuegos se vuelvan tan inmersivos como con las otras marcas.

¿Por qué comprar unas gafas de realidad virtual de Samsung?

Precio

En definitiva, está entre los más económicos que podemos encontrar, con un precio poco superior a los 100€, y considerando que gran parte de la población tiene un smartphone de este fabricante, se presentan como una opción práctica y económica de sentir la realidad virtual.

Cuentan con controles similares a los de HTC Vive y ofrecen la posibilidad de adquirirlos por separado, rondando los 20€.

Diseño mejor pensado

Comparadas con las Google DayDream View, que vienen con una posición fija, a las de Samsung puedes ajustarles la posición de los lentes para que la imagen se adapte mejor a tus ojos y puedas ver con claridad.

A diferencia del modelo anterior, ahora vienen con un cojín más cómodo en el área que descansa alrededor de los ojos y la nariz, dando mejor apoyo y suprimiendo las molestias aun cuando juegas por tiempos prolongados, además de ser relativamente ligeras.

Tienen integrado un touchpad al costado para poder manejar la interfaz de usuario mediante toques y gestos que, por cierto, son fáciles de entender, con un menú sencillo e intuitivo y sin necesidad de engorrosos asistentes.

Compatibles con varios modelos de smartphones

Como has leído, puedes usar tus gafas VR con una amplia gama de teléfonos del fabricante coreano, sin embargo, antes de comprarlas necesitarás revisar en la web oficial de Samsung cuáles son compatibles dependiendo del modelo de Gear VR que quieras comprar.

Vive la realidad virtual con las mejores pantallas del mercado

Todos sabemos que las pantallas de Samsung tienen colores muy nítidos, ¿y qué mejor que aprovecharlas con su tecnología para realidad virtual?

Ya sean películas, imágenes o videojuegos, los lentes independientes permiten generar una percepción periférica para dar la sensación de estar allí presente, a pesar de ser una pantalla plana y pequeña de teléfono móvil.

Lo mejor viene con los contenidos en 360°, con los que al girar la cabeza o moverla de arriba a abajo, los sensores de movimiento se encargarán de girar el contenido para que se adapte a la ubicación de tu mirada, justo como otras gafas diseñadas para videojuegos en realidad virtual.

Ten en cuenta que tu teléfono Samsung debe tener giroscopio y acelerómetro para que los movimientos de la cabeza giren el contenido que estás visualizando, y tener una pantalla cuyo tamaño esté entre las 4,5 y las 5,7 pulgadas (por suerte la mayoría cumplen este requisito).

Gracias al trabajo que ha realizado junto con Oculus, las Samsung Gear VR nos trae al alcance de todos una experiencia innovadora, por un bajo precio y capaz de adaptar contenido 2D a una perspectiva similar al 3D. En definitiva, una alternativa que vale la pena probar en estos tiempos.